Pound cake de vainilla

INGREDIENTES:

250 gr. MANTEQUILLA

250 gr. HARINA

250 gr. AZÚCAR

4 HUEVOS L (unos 250 gr.)

1 cdita. ESENCIA DE VAINILLA

PIZCA DE SAL

1 cdita. LEVADURA (la receta original no lleva)

1.- En un bol añadimos la mantequilla y el azúcar. Con una batidora de varillas o un robot de cocina, batimos la mezcla hasta que tengamos una crema blanquecina y espesa. Será necesario batir la mezcla, no menos de 5 minutos, para tener una crema perfecta. En este punto es fundamental que, tanto los huevos como la mantequilla, estén a temperatura ambiente. Lo ideal es que, varias horas antes, retiremos del frigo ambos ingredientes para que se vayan atemperando a la misma temperatura.

2.- Añadimos los huevos, uno a uno, batiendo durante 1 minuto con la crema antes de añadir el siguiente. Añadimos la esencia de vainilla y seguimos batiendo unos segundos más para que se integre.

3.- Tamizamos la harina con la sal y la levadura, en el caso de decidir añadírsela, y la vamos añadiendo en varias tandas a la mezcla. Este paso lo haremos a mano, con una espátula, intentando no trabajar demasiado la mezcla para evitar que las burbujas de aire que se han creado al batir la crema, se liberen. Este bizcocho cuenta con la cremosidad y el aire de la crema de mantequilla para subir, así que iremos añadiendo la harina y mezclándola con movimientos envolventes y delicadeza para poder conseguir un bizcocho ligero. Si hemos decidido no arriesgarnos y añadirle levadura a la masa, esta nos ayudará en el proceso de subida del bizcocho.

4.- Mientras precalentamos el horno a una temperatura entre 165ºC y 170ºC, preparamos el molde. Untamos toda su superficie con mantequilla asegurándonos de no dejar ninguna esquina sin cubrir. Espolvoreamos el interior con una cucharada de harina y dándole la vuelta retiramos el exceso. Vertemos la mezcla en el molde y la extendemos bien para que nos quede una superficie lisa.

5-Horneamos el pastel durante unos 60 minutos con calor por arriba y por abajo y colocando el bizcocho en el centro del horno. Cuando veamos que el bizcocho puede estar listo, lo pincharemos con un palitos para asegurarnos, si este sale limpio está en su punto. No pasa nada si la superficie del bizcocho se agrieta durante el horneado, eso nos asegura que tenemos una pound cake bien hecha, ya que el motivo son las burbujas de aire de la masa que, con el calor, tratan de salir a la superficie, expandiendo el pastel y haciéndolo crecer.

5.- Retiramos el bizcocho del horno y lo dejamos reposando durante unos 20 minutos sobre una rejilla. Lo desmoldamos y lo dejamos sobre la rejilla hasta que se enfríe totalmente. No debemos desmoldar el bizcocho en caliente ya que se rompería.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s