Black velvet

Para la tarta

160 gr. de cacao en polvo puro

Una cucharadita de bicarbonato

Una y media cucharadita de polvo de hornear

360 ml. de buttermilk

450 gr. de azúcar especial para repostería

240 ml. de café bien caliente

150 ml. de aceite de girasol

3 huevos M a temperatura ambiente

Una pizca de sal

Unas gotas de colorante negro especial para repostería

Para el relleno de queso crema

115 gr. de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
190 gr. de azúcar impalpable
1 cucharadita de extracto de vainilla pura
1/4 cucharadita de jugo de limón puro
Una pizca de sal
250 gr. de queso crema, ablandado y cortado en cubos
Moras frescas, lavadas y secas

Elaboración de Black Velvet, la tarta

Engrasamos los moldes redondos de 15 cm. con spray desmoldante y papel especial para hornear, reservamos. En un bol tamizamos la harina, el azúcar, el cacao en polvo puro, el bicarbonato de sodio, el polvo de hornear y por último la sal. En otro tazón mediano mezclamos el buttermilk, el café, el aceite y la vainilla, después agregamos los huevos, uno a uno. Añadimos poco a poco la mezcla líquida a los ingredientes secos y batimos hasta obtener una masa homogénea y suave, unos dos minutos, agregamos unas gotas de colorante y volvemos a batir hasta obtener un color uniforme. Dividimos la masa en partes iguales. Llevamos nuestros moldes al horno durante unos 20 minutos aproximadamente. Pasado este tiempo, los sacamos del horno, los dejamos reposar dentro de los moldes unos 10 minutos y los desmoldamos, dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.
En el bol , batimos la mantequilla a velocidad media durante 5 minutos. Añadimos el azúcar, la vainilla, el jugo de limón, el azúcar en polvo y la sal, disminuimos la velocidad a baja y batimos durante 1 minuto más.
Aumentamos la velocidad a media y batimos hasta que quede esponjosa, unos 4 minutos aproximadamente. Reducimos la velocidad a media-baja, añadimos el queso crema y batimos hasta que esté suave, aproximadamente 1 minuto.

Para el montaje de Black Velvet y las mini tartas

En una base giratoria para tartas colocamos una base para tartas de 15 cm. de diámetro, colocamos el primer bizcocho, con la ayuda de la manga pastelera y una boquilla grande cubrimos esta primera capa y colocamos las moras, para que la crema obtenga más consistencia, cada vez que vayamos a colocar una nueva capa de bizcocho llevamos al frigorífico para que la crema adquiera consistencia. En mi caso, como es comentaba antes, lo hice de cinco capas, coroné mi Naked Cake con algo más de crema y unas mini rosas que le dan un toque dulce y delicado.

Para hacer los mini naked cakes, con la ayuda de un cortador para galletas hacemos pequeños circulos, los cubrimos de crema con ayuda de la manga pastelera, volvemos a colocar otra capa de bizcocho y adornamos con la crema y una mora.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s