Tarta de queso sin horno ni gelatina

ingredientes:

1 paquete de galletas tipo María (o cualquier otra galleta dulce y crujiente)

80 gramos de margarina

600 gramos de queso crema

300 gramos de nata para montar

175 gramos de azúcar

Mermelada de tu preferencia para decorar

preparación:

Triturar las galletas. Podemos simplemente colocarlas en una bolsa hermética y aplastarlas dando golpecitos con un rodillo. También podemos colocarlas en la licuadora y triturarlas bien. La idea es que nos queden todas rotas y con una textura como de arena de playa. Ahora vamos a tomar la margarina y la vamos a derretir en el microondas.

Mientras, pasaremos las galletas trituradas en un recipiente y vamos a añadirle luego la margarina derretida. Comenzaremos a mezclar, si hace falta usaremos las manos. En este caso lo que debemos obtener es una masita consistente. Si sientes que queda demasiado arenosa todavía, añade un chorrito de leche (muy poco). Cuando tengamos nuestra masita lista, vamos a engrasar un poco el molde que queremos usar para este postre.

Con ayuda de un vaso de base plana o de una cuchara o palita, vamos a aplanar toda la masita en la base del molde. Esta será obviamente la base crujiente de nuestra tarta. Por lo general, cuando se hace esta base con harina y huevos como una masa casera, se hornea. Sin embargo, como lo que haremos será llevar el molde con la base al refrigerador, de este modo irá tomando consistencia mientras preparamos el resto de la receta. Algunas personas prefieren también añadir chocolate derretido a las galletas trituradas en lugar de margarina. Puedes hacerlo si quieres, la base en este caso quedará un poco más dura al endurecerse el chocolate o hemos usado galletas trituradas, no hace falta.

Ahora vamos con el resto de la preparación. Vamos a colocar en el recipiente de la batidora eléctrica el queso crema. Este queso puede ser de tu marca favorita,  Con el queso a temperatura ambiente, añadiremos también la nata para montar y el azúcar. Comenzamos a batir todo para que se integre muy bien. Para esta Tarta de queso sin horno y sin gelatina no hace falta montar la nata. Esta solo nos ayudará a darle consistencia al pie.

Si lo deseas puedes añadir unas gotas de extracto de vainilla. También, si las galletas que usas tienen relleno de crema, puedes usar ese relleno derretido para incorporarlo a la mezcla. Listo, sacaremos el molde del refrigerador  y verteremos toda la mezcla sobre la base. Debemos asegurarnos de que nos quede bien esparcida.

Debemos dejarla allí durante un día completo. Esto se debe a que, al no usar gelatina, la consistencia será mucho más suave, la gelatina suele usarse para darle más firmeza. Pero aún así queda muy bien si la dejamos refrigerada por 24 horas. Listo, podemos servir, decorando por encima con mermelada de frutos rojos.

 

Tarta de queso sin horno y sin gelatina

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s