Tarta de cerezas

 

Ingredientes

Base:
200gr. de galletas digestive
100gr. de mantequilla

Mousse:
300gr. de queso tipo Philadelphia
2 yogures griegos naturales
100gr. de azúcar
500ml. de nata para montar
300gr. de mermelada de cerezas
10 hojas de gelatina
100ml. de leche

Cobertura:
300gr. de mermelada de cerezas
3 hojas de gelatina
Elaboración
Base:

Trituramos las galletas con un robot de cocina, la batidora o metiéndolas en una bolsa y ayudándonos de un rodillo de cocina. Reservamos.

Ponemos la mantequilla troceada en un bol y metemos en el microondas 1 minuto, removemos y si está fundida ya nos valdría, sino pondríamos en tramos de 15 segundos hasta que estuviera perfectamente fundida.

Mezclamos la mantequilla fundida con las galletas molidas hasta que tengamos una mezcla homogénea.

Extender la mezcla sobre la base de un molde desmontable y compactar con una cuchara. Después se mete al congelador para que endurezca bien mientras preparamos el resto.

Mousse:
Pondremos en un bol con agua muy fría las hojas de gelatina para que se hidraten, un mínimo de 5 minutos.

En un bol ponemos el queso, los yogures, el azúcar y la mermelada y ayudándonos de una batidora, batiremos bien todos los ingredientes hasta que quede una crema fina y sin grumos. Reservamos.

Ponemos la nata en un bol y comenzamos a montarla. Es conveniente que tanto la nata como el bol que utilicéis para montarla estén bien fríos, incluso meterlos un rato antes en el congelador, con esto conseguiremos que monte mucho mejor la nata.
Una vez montada reservamos en el frigorífico.

Calentamos la leche

sin que llegue a hervir.
Escurriremos bien las hojas de gelatina, que ya estarán bien hidratadas y se las agregamos a la leche caliente.
Removemos bien hasta que estén bien disueltas y vertemos en la mezcla de queso, yogures, azúcar y mermelada que teníamos reservada.

Removemos bien la mezcla hasta que esté perfectamente integrada y una vez lo este, se la añadiremos a nuestra nata montada.

Utilizando una lengua de silicona o similar iremos mezclándolo todo con movimientos envolventes, para evitar que se no baje la nata. Siempre movimientos suaves de abajo hacia arriba.

Una vez todo integrado, ponemos la mezcla en el molde con base de galletas que teníamos reservado.

Aplanamos la mezcla con ayuda de una espátula y reservamos unas horas en el frigorífico para que coja cuerpo. Por lo menos unas 4 horas.

Cobertura:
Pondremos en un bol con agua muy fría las hojas de gelatina para que se hidraten, un mínimo de 5 minutos.

Calentaremos la mermelada en el microondas hasta que esté bien caliente, sin llegar a hervir. Si la mermelada es algo espesa podéis agregarle un poquito de agua para que se aclare.

Escurrimos bien las hojas de gelatina para eliminar el exceso de agua, se las agregamos a la mermelada caliente y removemos hasta que se disuelvan completamente. Dejamos templar la mezcla.

Una vez templada vertemos sobre la superficie de la tarta y meteremos unas horas en el frigorífico para que se cuaje. Mejor de un día para el otro, así asentara mejor toda la tarta y estará más buena.

Una vez bien fría y cuajada, desmoldar y decorar al gusto.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s